Transformación Digital: Más que solo tecnología

La transformación digital pasó en muy poco tiempo de ser un tema de “innovación” y “vanguardia” a una necesidad para las empresas, especialmente para aquellos negocios familiares o empresas análogas acostumbradas a lo tradicional, que se han visto obligadas a salir de esa zona de confort rápidamente para continuar sus operaciones y estar a la altura del mercado.

 

A pesar de los grandes esfuerzos que pueden realizar estas empresas para lograr esta transformación, es importante recalcar que en Guatemala, muchas empresas están conscientes de que necesitan dar ese salto, sin embargo no están seguros de cómo realizarlo, con lo cual acaban con más problemas con los que iniciaron (redes sociales sin gestionar, página web sin mantenimiento y con información no actualizada, software mal aprovechados, información desorganizada, clientes molestos y personal frustrado), con lo cual vuelven a su metodología de trabajo análoga, convencidos que su empresa únicamente puede funcionar bajo los términos tradicionales.

Lo cierto es que, para realizar esa transición a la era digital, su empresa necesitará más que solo el departamento de IT.

Se requiere generar una cultura de cambio, orientada a la transformación digital, que alcance a toda la empresa y motive a todos a participar en esa transición.



¿Qué esquemas necesita transformar?

  • Apostar más por los VALORES y no tanto por las JERARQUÍAS

  • Apostar más por la FLEXIBILIDAD y menos por la RIGIDEZ

  • Apostar más por la AGILIDAD y menos por la FORMALIDAD

  • Apostar más por ALTERNATIVAS y menos por las ORDENES

  • Apostar más por las IDEAS y menos por las TAREAS


No se trata de implementar más redes sociales para vender en línea, otorgarles más tabletas o smartphones a los trabajadores o agregar más software a las operaciones, porque lejos de contribuir con la eficacia de la operación y experiencia del cliente, se generan nuevos dolores de cabeza. No hablamos de que estos elementos sean malos o innecesarios, de hecho, son parte de una transformación digital, sin embargo son elementos que conforman una estrategia para lograr el cambio. En otras palabras, las redes sociales, intranet, software, tecnología y sitios web, son parte de la transformación digital, pero no son la transformación digital.

Porque para que exista una transformación digital verdadera requerimos de los siguientes cuatro pilares:

  1. Tecnología: Claro está que se necesita el factor tecnológico y digital para que exista el cambio, pero la implementación del tipo de tecnología a implementar está sujeto a los próximos tres pilares.

  2. Experiencia del cliente: La transformación digital debe estar orientada a mejorar la experiencia del cliente, para facilitar su proceso de compra o adquirir un servicio. La tecnología debe contribuir a que el cliente se sienta cómodo, seguro y sobrepase sus expectativas. Si al implementar la tecnología, el cliente tiene que esperar más o no está educado para utilizar el tipo de tecnología, lejos de contribuir con la experiencia del cliente estará ahuyentándolo, pero si no realiza la transformación digital y elige permanecer de forma análoga, su competencia captará a sus clientes antes de un abrir y cerrar de ojos.

  3. Objetivos de la empresa: ¿Hacia dónde se dirige? ¿Qué necesita implementar, para llegar a ese objetivo? Imitar lo que hace la competencia no siempre es una buena estrategia en la transformación digital. Necesita conocer su objetivo como empresa y plantear sus necesidades y requisitos para llegar a ese objetivo, incluyendo la innovación y tecnología.

  4. Cultura organizacional: En una organización, todo cambio, no significa nada, si las personas no se sienten parte de él. Cuando se toma la decisión de realizar una transformación digital, toda la empresa respira y vive la innovación, creatividad y tecnología.

Pero antes de llegar a este punto, se tuvo que haber vencido ciertos obstáculos, muy comunes dentro de este proceso, que principalmente tienen que ver con las personas, debido a que, al fin y al cabo, son las personas quienes implementan y le dan vida a esta transformación.


¿Cuáles son esos obstáculos?

*Ubique el cursor en donde encuentre el ícono + para explorar el recurso


Como es evidente, la transformación digital, requiere un esfuerzo mayor a únicamente la implementación de tecnología. Hablamos de cambio de prioridades, una cultura de trabajo colectiva e innovadora y un enfoque mayor en la experiencia del cliente.


¿Cómo saber si su empresa necesita una transformación digital?

  • Sus clientes preguntan y buscan medios de contacto y usted solo puede ofrecerles un número de teléfono y un correo electrónico.

  • Sus trabajadores dedican gran parte del tiempo a gestiones burocráticas de papeleo, formas y registros.

  • La tecnología la utiliza únicamente el departamento de Tecnología e Informática (IT)´

  • La información y data recabada durante la operación, es utilizada únicamente para registros y ciertos reportes, pero no genera relevancia estratégica

  • No existe una experiencia del cliente omnicanal, debido a que cada departamento gestiona la relación de forma independiente.

  • Las personas dentro de la empresa no se sienten cómodas al expresar sus ideas y sugerencias, pues consideran que ese es el trabajo de los altos mandos.

Recuerde que, al iniciar un proceso de transformación digital, necesitará una labor en la gestión al cambio y la implementación de una nueva cultura organizacional, para que la implementación de la nueva tecnología sea exitosa.


 

Para más información en talleres, capacitaciones y procesos de coaching organizacional para la Transformación Digital, escriba a contacto@coachingactivate.com